Crédito hipotecario: qué es y cómo funciona

¿Quieres tener tu casa o departamento pero no cuentas con el dinero suficiente? Muchas personas en México, se encuentran en esa misma situación. 

Publicidade

Pero, tal incertidumbre tiene solución por medio del crédito hipotecario, ¿sabes qué es y cómo funciona? 

Publicidade

En este artículo mostramos sus características, requisitos y cómo esta opción de financiamiento te permite adquirir una propiedad a largo plazo. ¿Por qué es importante saberlo? Es esencial entender las diversas opciones disponibles de crédito y la forma que se adaptan a tus necesidades y capacidades financieras.

Publicidade

¿Qué es un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario es un préstamo a largo plazo diseñado para facilitar la adquisición de una vivienda o inmueble. En este tipo de financiamiento, la propiedad adquirida actúa como garantía a favor de la institución financiera prestamista. Existen aspectos interesantes relacionados con este tipo de crédito, que todos deben conocer.

Por ejemplo, si el prestatario no cumple con los pagos acordados, el prestamista puede tomar posesión del inmueble para recuperar su inversión. Por ello, es fundamental evaluar cuidadosamente la capacidad de pago antes de solicitar un crédito hipotecario y seleccionar la opción que mejor se adapte al presupuesto financiero del solicitante.

Publicidade

Cómo funciona el crédito hipotecario

En México el proceso de funcionamiento de un crédito hipotecario sigue una serie de pasos clave:

  1. Elección del inmueble y solicitud del crédito: Se selecciona la propiedad y se solicita el crédito a la institución financiera, que evaluará diversos aspectos como historial crediticio, situación en el buró, ingresos y gastos
  2. Evaluación y condiciones del crédito: La institución determina la viabilidad del crédito y establece condiciones como tasa de interés, plazo, monto, seguros y gastos administrativos
  3. Firma del contrato: Si la solicitud es aprobada, se firma el contrato del crédito hipotecario, donde se detallan los derechos y obligaciones de ambas partes. El prestamista paga al vendedor y se hace uso de la propiedad
  4. Pago de mensualidades: Se abonarán las mensualidades del crédito, que incluyen capital, intereses, seguros y gastos. Estas pueden ser fijas o variables, y se pueden realizar pagos anticipados para reducir el saldo o plazo
  5. Liberación de garantía: Una vez pagado el crédito, se reciben las escrituras del inmueble y se libera la garantía, adquiriendo la propiedad de forma definitiva

Tipos de Créditos Hipotecarios

Dentro del mercado financiero mexicano se cuentan diversos tipos de créditos hipotecarios:

  • Créditos hipotecarios bancarios: Ofrecidos por bancos o instituciones financieras privadas, con tasas de interés competitivas y requisitos más estrictos
  • De organismos públicos: Otorgados por entidades como Infonavit, Fovissste o Banjercito, con tasas de interés competitivas y facilidades para los solicitantes
  • Créditos hipotecarios cofinanciados: Combinan recursos públicos y privados para ofrecer montos mayores, con plazos y tasas de interés variadas
  • Con tasa fija y variable: Ofrecen estabilidad o ajustes según condiciones del mercado
  • Para adquisición, construcción y remodelación: Destinados a diferentes propósitos inmobiliarios 
  • En pesos y UDIS: Ofrecen opciones de pago en moneda local o unidades de inversión indexadas a la inflación

Beneficios del Crédito Hipotecario

Esta clase de financiamiento ofrece una serie de ventajas que hacen accesible la adquisición de una propiedad:

  • Facilita la compra de vivienda: Permite adquirir una propiedad sin pagar el valor total de contado, facilitando así la formación de un patrimonio
  • Flexibilidad de opciones: Ofrece diversas alternativas de crédito, como tasa fija o variable, plazos cortos o largos, con o sin subsidio, adaptándose a las necesidades del solicitante
  • Seguridad y estabilidad: La propiedad actúa como garantía del crédito, brindando seguridad al prestatario y evitando posibles desalojos mientras se cumplan con los pagos
  • Beneficios fiscales: Posibilidad de deducir los intereses pagados, así como los gastos de escrituración y registro, lo que representa un ahorro en impuestos

Requisitos para obtener un Crédito Hipotecario

Para obtener un crédito hipotecario, es importante cumplir con ciertos requisitos, que pueden variar según la institución financiera y el tipo de crédito:

  • Ser mayor de edad y tener identificación oficial vigente
  • Historial crediticio positivo: Haber cumplido con obligaciones financieras anteriores de manera puntual
  • Ingresos suficientes y comprobables: Capacidad para cubrir las mensualidades sin comprometer la estabilidad económica
  • Ahorro previo: Necesario para pagar el enganche y gastos de escrituración, usualmente entre el 10% y 20% del valor del inmueble
  • Selección de inmueble adecuado: Cumplir con las características exigidas por el prestamista, como valor, ubicación, antigüedad, entre otros
  • Documentación completa: Presentar todos los documentos requeridos, como comprobantes de ingresos, identificación, estado de cuenta, entre otros

Recomendaciones al solicitar un crédito hipotecario

Antes de solicitar un crédito hipotecario, es crucial evaluar la capacidad de pago y estabilidad financiera para determinar el monto máximo que se puede destinar sin comprometer la situación económica del solicitante. 

Por eso, lo ideal es realizar un presupuesto detallado que considere ingresos, gastos y deudas mensuales, estableciendo un límite para el pago mensual de la hipoteca. Esta iniciativa debe ser monitoreada regularmente para asegurar su cumplimiento, aunque también se requiere compromiso y disciplina financiera por parte de los interesados.

De igual manera, es aconsejable que los gastos fijos no excedan el 30% de los ingresos mensuales y que el préstamo no supere el 25% del ingreso total. Además, otros factores evaluados por los prestamistas incluyen el puntaje de crédito, historial laboral, ahorro previo y las condiciones del inmueble.

Conclusión 

El crédito hipotecario es una herramienta financiera que permite adquirir una vivienda a largo plazo, pero su obtención está condicionada por diversos factores como el historial crediticio, la capacidad de pago y el ahorro previo. Es esencial evaluar cuidadosamente estos aspectos antes de solicitar un crédito, así como conocer los diferentes tipos de créditos disponibles y sus implicaciones. 

La estabilidad financiera y el cumplimiento de los requisitos son determinantes para obtener la aprobación del préstamo. Al comprender estos aspectos y planificar adecuadamente, se puede aprovechar al máximo los beneficios del crédito hipotecario para alcanzar el sueño de tener una vivienda propia.

Leia também